Descubre El Nihilismo

En ocasiones, oímos a personas en la calle hablar sobre el nihilismo, bien sea que hablan sobre que esa es su ideología, o que más bien van muy en contra de ella. Si el término no te queda muy claro, hablemos un poco sobre él para definirlo.

Nihilismo viene de la palabra nihil, del idioma latín, que significa “nada”. Ya desde ahí se puede tomar un concepto muy rudimentario de lo que significa, que es creer en nada. Yendo un poco más profundo, nos preguntamos ¿Nada en cuanto a qué?  ¿Religión? ¿Política? ¿Estándares sociales? Pues, sí,  incluye eso y algunas cosas más.

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el sentido de la vida? ¿Tu propósito?, si has respondido algunas de estas preguntas positivamente, pensando en una meta determinada a gran escala para ti o la humanidad, entonces puedes descartarte como nihilista.

Esta ideología rechaza totalmente la idea de que vivamos para hacer algo específico,  se basa en la idea de que no hay una gran fuerza superior que ha creado el universo que nos ha dado rumbo a todos para que persigamos.  Esto puede sonar meramente religioso, pero va más allá de eso. Es cuestión de filosofía, ya que un ateo, alguien que rechaza la existencia de todo dios o deidad, y a pesar de que su inexistente identidad espiritual se asemeja a la de un nihilista (ser nihilista, por principio te hace ateo), aun así puede perseguir cierto propósito impuesto por sí mismo y puede alcanzar a sentir cierta sensación de éxito al lograr una meta, en cambio, un nihilista se siente totalmente indiferente ante los logros.

La escuela del nihilismo, al ser una escuela filosófica, también abarca áreas como la política. El nihilismo político desprecia toda ideología política que tenga como objetivo el alcanzar un destino, una utopía, por así decirlo, y simpatizando con ideas más radicales como la anarquía. No se cree en la autoridad ni en que la fe debe ser una base para algún principio.

Para entenderlo mejor, los electricistas urgentes Pozuelo le recomienda leer trabajos de Nietzsche, Ivan Turgenev, Gorgias, el Marqués de Sade y Georges Bataille. Todos estos personajes han expresado bien sea en sus obras o sus ideologías, nihilismo en distintos tonos y matices.