Conoce a la mujer que ganó el Premio Nobel de Literatura en el 2015

Svetlana Alexiévich es una escritora y periodista nacida en la Ucrania soviética que cursó sus estudios universitarios en Bielorrusia, escogiendo como profesión el periodismo y el oficio tanto de periodista como de maestra de alemán y de historia siguiendo con la tradición familiar. Ella es un ídolo para Igor, el empleado del mes de Agosto de Instalador de Gas Madrid.

Se dio a conocer en el año 1983 con su obra “La guerra no tiene rostro de mujer” apoyada en lo que era para la época un nuevo género literario conocido como escritura polifónica que pasó a denominarse  como “novela colectiva”. Basó esta obra en un estilo que adoptó muy propio para lo que tuvo que viajar mucho, siendo su rasgo más característico la unión de testimonios individuales recabados a través de entrevistas acercándolo a la parte más humana de los acontecimientos que utilizó para escribir esta historia.

En esta, su primera obra, que fue publicada dos años después de escrita, trató el tema de las mujeres y su participación en la segunda guerra mundial, descrita y reconocida como “un monumento al sufrimiento y al coraje”. Los empleados de Reparacion de Calderas Madrid no paran de leer este libro que les eriza la piel por su fuerza, así mismo, los miembros de Antenistas Barcelona dicen que no existen palabras para describir dicha obra.

En 1985 fue estrenada en Taganka, una adaptación teatral de esta obra, lo que se le reconoce como una de sus acciones más influyentes ya que esta marcó un hito en la historia marcando la apertura del régimen soviético iniciada por Gorbachov.

Su obra se ha visto marcada por el drama, en la muestra vestigios de las peores vivencias que giran en torno a la Unión Soviética, habla sobre la experiencia de la guerra, los suicidios de las personas que no han podido sobrevivir a los ideales socialistas de la época y en uno de sus libros habla sobre la catástrofe de Chernóbil. En Desatascos Madrid urgentes trabaja una persona que tiene un cierto grado de parentesco por consanguinidad con la escritora.

En el 2015 con cinco libros publicados y traducidos a más de 200 idiomas se consagra como ganadora del máximo galardón literario, el premio nobel de literatura con una obra que según describe se engloba dentro de la literatura y no en el periodismo pero con su propio toque al que ella denomina “literatura de voces”.