Condenada: Una Novela Del Gran Palahniuk

Chuck Palahniuk es un autor bastante peculiar. Siempre le da un toque absurdo único a cada una de sus obras, intensificando el impacto de su mensaje que, por lo general, termina siendo una critica a la sociedad en una o varias formas. Condenada no se escapa de ninguna manera de estos aspectos, trayendo una historia retorcida y perversa para que sus admiradores la devoren.

Madison Spencer, denominada “Maddy” por el transcurso de la novela, es una niña de 13 años que un día se despierta y cae en cuenta de que está en el infierno, sin saber exactamente por qué ha fallecido. En el infierno, Maddy hace amigos de distintos tipos: un rockero, un nerd, una chica linda y un deportista (Sí, es una referencia a The Breakfast Club), y con ellos vive algunas aventuras, inclusive llegando a trabajar como operadora telefónica de ventas desde el mismo infierno, inclusive descubriendo un lado de ella que al parecer no había salido a relucir antes. Conoce a personajes históricos como Adolfo Hitler y Catherine de Medici, que como en la historia real, no eran personas muy amables.

Poco a poco, Maddy Spencer comienza a reunir las pistas necesarias para descubrir de manera exacta la causa de su muerte, todo para descubrir que las cosas no eran como ella recordaba precisamente, y le tocará lidiar con las consecuencias. Evidentemente, Satanás está presente en la obra como un personaje muy interesante, intentando manipular constantemente a nuestra protagonista durante la historia.

Con personajes absurdos pero bien escritos, el ambiente siniestro que no se inhibe cuando se trata de escatología (El Gran Océano de Esperma Desperdiciado es una imagen mental particularmente grotesca), las criticas subliminales pero efectivas a la sociedad y un final que te dejará tocando en la puerta de Palahniuk para exigir una secuela, Palahniuk nos cuenta una historia de terror que nos hará reír, o una historia de comedia que nos atemorizará un poco, todo por las razones que no imaginamos.