Ildefonso Falcones, el creador de best-sellers español

Si hay un nombre en España que se asocia de inmediato a superventas, y es algo difícil si hablamos de literatura, eses es Ildefonso Falcones. Uno de los autores españoles que más ejemplares de sus obras ha vendido en los últimos tiempos, y no solo en España. Y eso que su producción literaria no es nada prolífica.

Nacido en Barcelona en 1959 Ildefonso Falcones es abogado…y escritor, aunque ciertamente tardío. Publicó su primera novela en el año 2006. Primera novela y primer gran éxito, porque “La catedral del mar” fue la novela más leída de 2007. Una hermosa historia que tiene una protagonista muda: la iglesia barcelonesa de Santa María del Mar. Una iglesia que el lector ve crecer de la mano de la experiencia vital de Arnau Estanyol un desheredado que alcanza la riqueza y se convierte en objetivo de las envidias de quienes le rodean. Novela traducida a más de 15 idiomas y que ha vendido millones de ejemplares.

Tres años habría que esperar para que Falcones publicara su segunda novela. Titulada La mano de Fátima, el mismo día de salir a la venta conseguía vender nada menos que 50.000 ejemplares. Todo un récord en España. Y eso a pesar de ser, de nuevo, un libro de trasfondo histórico, nada de ciencia ficción ni personajes fantásticos.

Falcones no publicaría su tercera novela hasta el año 2013. En este caso su título era La reina descalza. Una novela ambientada en Sevilla, en el siglo XVIII. Una historia de amores y desamores con una esclava negra llegada de Cuba que conoce la libertad al llegar a España y una joven gitana enamorada de un hombre de una familia enfrentada con la suya.

Y por fin llegamos a 2016 y a la esperada secuela de La catedral del Mar. Su título, Los herederos de la tierra. En este caso la historia gira en torno a un protegido de Arnau Estanyol, Hugo Llor, que sueña con convertirse en constructor de barcos. Otra novela llamada a ser superventas.

Dicen que en la vida hay que leer al menos un libro de la grandiosa Jane Austen

240 años han transcurrido desde el nacimiento de una mujer que definitivamente ha quedado plasmada en la historia del mundo y en nuestras mentes, siendo lo más probable que también quede en las mentes de las siguientes generaciones, el gran personaje es Jane Austen. Ya que todo amante de la literatura por lo general, tiene alguna obra de la magnífica autora entre sus favoritos, todo esto debido a la jocosidad y rectitud moral de sus novelas, algo que atrae a todo tipo de lectores, desde trabajadores de empresas como cerrajeros de guardia San Vicente del Raspeig, que leen durante sus descansos, hasta estudiosos de la literatura mundial.

Algunos de los maravillosos libros escritos por esta impresionante artista literaria son los siguientes:

Orgullo y Prejuicio

El libro favorito Ramiro Alcántara, uno de los fundadores del establecimiento, es “Orgullo y Prejuicio”, el cual, sin duda alguna, es la pieza más reconocida escrita por la novelista, que también es la favorita de Marta Alvares, jefa de recursos humanos de la empresa, como también de cientos de  millones de mujeres alrededor del planeta, pues Orgullo y Prejuicio es una obra maestra catalogada como sinónimo de perfección, incluso por los más experimentados literarios de la historia. Con una historia que gira en torno al romance entre los dos personajes principales, y el crecimiento que ambos experimentan para poder solidificar su relación, con otros elementos como la familia de la protagonista, muchos malentendidos y un gran humor presentes en la obra.

    Emma

Nos narra la historia de una extraordinaria mujer, quien tiene como pasatiempos resolver la vida de los demás, lo que más impresiona de esta historia es su inesperado final.

    La abadía de Northanger

Es un retrato de cómo se vivía en la Inglaterra a finales del siglo XVIII, nos devela la vida de Catherine Morland, quien deberá integrarse en la vida de los libros que tanto le han gustado leer en el transcurso de su vida, ya que esta se llenara de grandes secretos e intrigas.

    Mansfield Park

Sin duda alguna la más compleja de todas, tanto así que necesitaras de una relectura para poder entender varias partes de la historia, esta novela ha recibido innumerables premios a lo largo de los siglos y, al igual que Orgullo y Prejuicio, es una de las más recordadas de la novelista Austen.

Literatura rusa que avecinaba el socialismo

La literatura rusa del siglo XIX reúne una colección total de libros y autores de una calidad excelsa. Pocas veces en la Historia de la humanidad se han parido obras tan geniales como las que en el ocaso de la era de los zares se escribieron. Autores como Nikolái Gogol, Alexandr Pushkin, Fiodor Dostoievski o León Tolstoi crearon novelas y cuentos de unos quilates increíbles.

La narrativa de estos genios de la literatura era brillante, pero también lo eran sus discursos y ambientaciones. Por ejemplo, el autor de ‘Guerra y paz’ y ‘Anna Karenina’, el conde León Tolstoi, mostraba cuatro décadas antes de la Revolución Bolchevique ciertos matices visionarios en su literatura.

Así, por ejemplo, ‘Anna Karenina’ adelanta la decadencia de la aristocracia rusa e incluso muestra la sensibilidad del terrateniente más empático con el trabajo de los campesinos; es el personaje de Lyovin el que da a entender que Rusia no puede seguir con esas injusticias, a pesar de ser un burgués aristócrata; esto es muy importante, porque Lyovin funcionar como alter ego del propio Tolstoi, un escritor que era conde y terrateniente pero que fue enterrado entre olor de multitudes por su buen y comprensible trato a los trabajadores del pueblo.

Si nos centramos en el San Petersburgo que Dostoievski retrata en ‘Crimen y castigo’, el componente previo a la Revolución Bolchevique está muy claro. El joven se enfrenta a la miseria, a la injusticia, a la avaricia de personajes como la usurera… y la única vía que parece quedarle para revelarse y no morir de hambre es la violencia. La pobreza y la desesperanza quedan muy bien reflejadas en la Rusia del XIX a cargo de Dostoievski. También los cuentos de Gogol retratan en cierto modo un clima de inquietud e incertidumbre ante los abusos de la aristocracia y el zar. Pushkin, por su parte, en ‘La hija del capitán’ aboga por una historia de revueltas y movimientos contra el poder establecido, preámbulo de lo que le tocaría a Rusia en la segunda década del siglo veinte.

Los miserables no es solo un musical

No, no lo es. Aunque haya tenido un éxito apabullante en todo el mundo, Los miserables es mucho más que un musical. Pero, lamentablemente, solo quienes han leído la magistral obra de Víctor Hugo lo saben. Cierto es que hay que reconocer que la adaptación teatral puede ser un magnífico aliciente para atreverse con una de las grandes obras de la literatura universal, y hay que animarse a leerla.

Encararla puede parecer complicado. No es una obra corta, son cerca de dos mil páginas que pueden asustar a los menos aficionados a la lectura. Pero la calidad y la profundidad del argumento es tal que acaba haciéndose corta. Y, por supuesto, la comparación con el musical no merece la pena ni planteársela.

Porque Los miserables es un libro lleno de acción, de caracteres complejos, de amor, de intriga, de pasión, de sucesos históricos y de miles y miles de matices que atrapan sin remedio a quien lo lee. Es mucho más que la vida de Jean Valjean, es un tratado de la naturaleza humana y de acontecimientos históricos que cambiaron el curso de la historia. Todo magníficamente combinado para dar lugar a una novela inolvidable.

Es muy complicado destacar solo unos pocos aspectos de una obra tan profunda y maravillosa como esta. Pero, sin duda, hay que señalar la profundidad con la que Víctor Hugo describe a sus personajes, sus caracteres, sus vivencias, sus reacciones y sus sentimientos. El lector acaba conociéndolos de una manera tan cercana que llegan a parecer reales como un Cerrajero Sevilla. Y lo mismo ocurre con escenas de acontecimientos históricos como la batalla de Waterloo, cuya descripción en Los Miserables es, sencillamente, magistral.

Y estamos, además, ante una obra que invita a una profunda reflexión sobre la desigualdad, sobre la violencia, sobre el espíritu de supervivencia del hombre, sobre la reinserción… Una obra que habla de las miserias y de las grandezas del ser humano. Su lectura, mucho más que aconsejable, casi obligatoria.

Conoce al maravilloso literario venezolano Rómulo Gallegos.

Nacido en la ciudad de Caracas en Venezuela, Rómulo Gallegos es uno de los personajes que más historia ha marcado en el país latinoamericano, el literario ha sido autor de grandiosas obras de la literatura en Latino-América, además de haber incursionado en una carrera política de alta magnitud, en la cual incluso llegó a ser presidente de su país por un corto periodo de tiempo, en momentos de dictaduras venezolanas.

A pesar de ser un gran erudito en la literatura y un genio en el género, Gallegos no llegó a culminar sus estudios universitarios, los cuales desarrolló en la Universidad Central de Venezuela, donde se decantó por las carreras de Derecho y Agrimensura, pero ambas quedaron inconclusas, llegó a ser profesor de colegios privados, en los cuales enseño literatura, y también desempeñó labores en ferrocarriles. Por un momento, Cerrajero Vigo intentó contratarle pero no logró que se trasladase hacia España en esa época.

Sus conflictos políticos con los gobernantes de aquella época lo obligaron a exiliarse varias veces en el exterior, primero en el periodo del dictador Juan Vicente Gómez, el cual había nombrado a Gallegos como Senador de la República, pero ese luego de un tiempo siendo parte del senado, no pudo con las conductas inescrupulosas que manifestaba el gobernante y decidió renunciar a su título e irse del país en ese entonces. Son una empresa con muchos años lograron ayudar al venezolano a salir de la opresión de la dictadura.

Posterior a esto, tras la muerte de Gómez al volver a su tierra natal fue nombrado ministro de educación por el gobernante López Contreras, cargo del cual renunció por la misma causa anterior. En el año 47 Gallegos fue electo presidente de Venezuela, pero su mandato presidencial no duró mucho tiempo, ya que en el periodo de un año fue derrocado por una junta militar encabezada por Carlos Delgado Chalbaud.

Sus obras literarias resuenan hasta el día de hoy en el país latino, pues Grandes éxitos literarios como los de La Trepadora, creado en el año 1925, en sus años de juventud, lo hicieron una persona ya reconocida, y con su obra literaria más consagrada “Doña Bárbara” cuatro años después, hicieron de Rómulo Gallegos un grande en la historia Venezolana, por su literatura y por su pensamiento político. Precisamente esa obra Doña Bárbara hizo que los Cerrajeros en Donostia obtuviesen un ejemplar de la primera edición del mismo el cual está constantemente en exhibición.

Conoce a la mujer que ganó el Premio Nobel de Literatura en el 2015

Svetlana Alexiévich es una escritora y periodista nacida en la Ucrania soviética que cursó sus estudios universitarios en Bielorrusia, escogiendo como profesión el periodismo y el oficio tanto de periodista como de maestra de alemán y de historia siguiendo con la tradición familiar. Ella es un ídolo para Igor, el empleado del mes de Agosto de Instalador de Gas Madrid.

Se dio a conocer en el año 1983 con su obra “La guerra no tiene rostro de mujer” apoyada en lo que era para la época un nuevo género literario conocido como escritura polifónica que pasó a denominarse  como “novela colectiva”. Basó esta obra en un estilo que adoptó muy propio para lo que tuvo que viajar mucho, siendo su rasgo más característico la unión de testimonios individuales recabados a través de entrevistas acercándolo a la parte más humana de los acontecimientos que utilizó para escribir esta historia.

En esta, su primera obra, que fue publicada dos años después de escrita, trató el tema de las mujeres y su participación en la segunda guerra mundial, descrita y reconocida como “un monumento al sufrimiento y al coraje”. Los empleados de Reparacion de Calderas Madrid no paran de leer este libro que les eriza la piel por su fuerza, así mismo, los miembros de Antenistas Barcelona dicen que no existen palabras para describir dicha obra.

En 1985 fue estrenada en Taganka, una adaptación teatral de esta obra, lo que se le reconoce como una de sus acciones más influyentes ya que esta marcó un hito en la historia marcando la apertura del régimen soviético iniciada por Gorbachov.

Su obra se ha visto marcada por el drama, en la muestra vestigios de las peores vivencias que giran en torno a la Unión Soviética, habla sobre la experiencia de la guerra, los suicidios de las personas que no han podido sobrevivir a los ideales socialistas de la época y en uno de sus libros habla sobre la catástrofe de Chernóbil. En Desatascos Madrid urgentes trabaja una persona que tiene un cierto grado de parentesco por consanguinidad con la escritora.

En el 2015 con cinco libros publicados y traducidos a más de 200 idiomas se consagra como ganadora del máximo galardón literario, el premio nobel de literatura con una obra que según describe se engloba dentro de la literatura y no en el periodismo pero con su propio toque al que ella denomina “literatura de voces”.

Leer a los escritores clásicos es mejor para la actividad cerebral

Los científicos, psicólogos y académicos de inglés en la Universidad de Liverpool han descubierto que la lectura de las obras del bardo y otros escritores clásicos tiene un efecto beneficioso sobre la mente, llama la atención del lector y provoca momentos de auto-reflexión. Muchos en Fontaneria 24 horas Madrid tuvieron que tomarse un tiempo de reflexión luego de enterarse.

El uso de escáneres monitoreó la actividad cerebral de voluntarios mientras leían las obras de William Shakespeare, William Wordsworth, T.S Eliot y otros. A continuación, hacen lo mismo pero evaluando libros contemporáneos con una naturaleza a la hora de ser redactados que es mucho más directa y sencilla. Escáneres mostraron que cuanta más prosa “desafiante” y  poesía haya, existirá mucha más actividad eléctrica en el cerebro que las versiones más peatonales. Cosa que no le sorprende a muchos en  cerrajeros Pamplona, especialmente sabiendo cómo era el inglés en los tiempos de Shakespeare.

Los científicos fueron capaces de estudiar la actividad cerebral, ya que el cerebro responde a  cada palabra y registra cómo se “ilumina” y de esa manera un estudio congruente de actividad cerebral se puede realizar con facilidad.

La forma en que se alumbra la actividad en los escáneres mientras uno se va adentrando en la lectura  dura más que la chispa eléctrica inicial, cambiando el cerebro a una marcha superior, el fomento de la lectura adicional.

La investigación también encontró que la lectura de poesía, en particular, aumenta la actividad en el hemisferio derecho del cerebro, un área relacionada con la “memoria autobiográfica”, ayudando al lector a reflexionar y evaluar de nuevo sus propias experiencias a la luz de lo que han leído. Los académicos dijeron que esto significaba que los clásicos eran más útiles que los libros de autoayuda. Por esta razón, en electricistas Madrid se suele incentivar el autodescubrimiento y que le den una oportunidad a la poesía.

Philip Davis, un profesor de inglés que ha trabajado en el estudio con el centro de resonancia magnética de la universidad, dijo en una conferencia de esta semana: “literatura de carácter serio actúa como un impulsor de cohete en el cerebro”.

En la primera parte de la investigación, la actividad cerebral de 30 voluntarios se controló a medida que leían pasajes de las obras de Shakespeare, entre ellos el Rey Lear, Otelo, Macbeth y Coriolano, y otra vez a medida que leían el texto refundido en forma más sencilla.

Mientras leían el texto sin formato, los niveles normales de actividad eléctrica se muestran en sus cerebros. Cuando leían a Shakespeare, sin embargo, los niveles de actividad “saltaron” debido al uso de las palabras que eran desconocidas para los lectores.

De voces y letras

Hoy en día podemos distinguir perfectamente la diferencia que nos aportan diferentes autores en sus obras, no importando que nacionalidad tengan estos escritores, nos transmiten nos conducen y nos satisfacen al grado de que en el momento que encontremos un autor que nos “mueva”, queremos seguir buscando toda la obra que tenga publicada, y devoramos sus libros, como pequeños bocados,

Muchos autores significan el arte de escribir, como la realización de sus espíritus, y realmente eso es, ya que al plasmar cuentos, novelas poemas, historias, están dejando volar a sus espíritus, para conformarse con una entrega total y una complicidad total con su lector.

Escritores existen muchos, pero solo muy pocos están dedicados a la investigación de lo que después se convierten en obras literarias, obras que quizá no surten efecto entre lectores, pero algunas obras, con las que se parten aguas dentro de la literatura mundial.

No podemos elegir a un solo escritor, como el mejor, hay muchos, quizá miles, pero si podemos enfocarnos, según nuestro gusto y criterio a determinar, cual o tal escritor, puede llegar a ser uno de nuestros favoritos, y cuando hablamos de voces y letras, nos referimos, que las recomendaciones orales, para leer tal o cual libro, no siempre son las mejores críticas, hay veces que lo que a unos les apasiona, a otros simplemente les aburre, dentro de la literatura, existen un sinnúmero de premios otorgados por narrativas, novelas o poemas, y el mundo está lleno siempre de convocatorias para realizar ensayo, o concursos, referentes a literatura, muy pocos cuentan con la suerte de poder adquirir obas con propuestas interesantes, y sobre todo,, no cualquiera tiene l disposición de enfrascarse en un libro de principio a fin, por muy bueno que le digan y le recomienden que este.

No dejemos que nos cuenten, busquemos los temas que nos agraden y poco a poco  iremos desenvolviendo nuestro gusto por las letras, y si ya somos asiduos lectores, busquemos algo más que los autores conocidos, dentro de este maravilloso mundo, existen nuevos escritores, llenos de palabras frescas y escritos enriquecedores.

Elena Poniatowska, la princesa

Elena Poniatowska princesa de nacimiento, de ascendencia francesa, pero con una mezcla de sangre mexicana y estadounidense, y sangre real,  ha logrado posicionarse desde sus inicios, como la mejor escritora que ha dado el México moderno, declarando que el título de princesa, no le interesa en absoluto.

Desde niña estuvo envuelta de letras y de artistas de la época, gracias al contacto que tenía por haberse dedicado al periodismo, hasta la fecha se distinguen sus notas en periódicos mexicanos, siempre a la vanguardia de todos los hechos y de todo personaje.

No existe una mujer tan dedicada su profesión literaria como Elena, que aunque algunos la han tachado  de subversiva y comunista, siempre se ha destacado a entregar al mundo solo obras de calidad, siempre premiada, y siempre activa, Elena, se ha distinguido por promover a México en el mundo literario mundial, con gran éxito, por cierto.

Sus novelas son muchas y de diversos géneros, particularmente narrativos, donde describe, una proyección integradora totalmente, Elena por lo tanto es considerada la mejor exponente de la literatura moderna de todos los tiempos.

Todos sus escritos, son crónicas sociales históricas y económicas del México que tanto ama, demasiada obra de Poniatowska, han sido traducidas a diferentes idiomas, y en todas las versiones, que propone, recibe la aclamación del público lector, que no deja de seguirla, contando con un acervo de más de 40 libros, Poniatowska se lidera, como una de las más grandes que ha dado el mundo literato, hacia el mundo.

Quizá la obra más reconocida de Poniatowska es sin duda, Noches de Tlatelolco, donde narra los sucesos a partir del movimiento estudiantil que se generó en el año 1968, con la revuelta y matanza de estudiantes, en la plaza de las tres culturas, en Tlatelolco México, que publicara en 1971, con opiniones discrepantes, y con una reedición hacia el año 1993.

Un libro crudo donde se expone la indiferencia y asesinato de miles de jóvenes estudiantes, en su mayoría universitarios, sin duda la narrativa de la que hace gala Poniatowskla, de las mejores, entro de la temática de este suceso.

Este fue un compendio de opiniones de la gente que sufrió este conflicto, así como familiares que perdieron a un hijo, a un hermano, o a un amigo.

Pedro Páramo, Juan Rulfo Vizcaíno

Entender a Juan Rulfo, cuando integro a su obra, el célebre Juan Paramo, podría ser motivo de horas de debate, por la simpleza pero al mismo tiempo increíblemente confusa, esta es una novela de esas que te prenden desde el comienzo y sobre todo es la novela por tradición, que en todas las escuelas mexicanas de nivel medio superior, tienden a leer, como merito a calificación, tanto como la misma obra, como el conocimiento del escritor, Juan Rulfo, que siendo mexicano se proyectó al mundo gracias a lo exquisito de su obra, y de la sensibilidad para escribir, sobre temas cotidianos y sobre la superación del ser, mediante la alimentación del espíritu, con pocas pero grandes obras, acervo de la literatura hispanoamericana.

Juan Rulfo aporto a la literatura mexicana, un parte aguas en ese momento glorioso de las artes mexicanas, ya que con Pedro Paramo, se da comienzo a una nueva era literaria, y termina la novela revolucionaria, escritores de la talla de Márquez, aseguran que Pedro Paramo, es una obra maestra, y que está catalogada, como una de las mejores novelas hispanoamericanas que Rulfo regalo a la humanidad, puesto que la obra es aclamada en diferentes partes del mundo.

El trabajo de Rulfo siempre estuvo enfocado a la literatura, participando de revistas de época, con cuentos y textos, donde se emulaban los día a día de una sociedad mexicana hambrienta de cultura, y que Rulfo, se las proporcionaba, con tan solo dos libros publicados Rulfo, logro ser galardonado fuera de México, con los premios, Nacional de Letras y el premio, Príncipe de Asturias, sus dos libros fueron traducidas a numerosos idiomas, siempre respetando la temática, y esencia de los modismos que Rulfo empleaba para escribir.

Literato nato, logro que Emilio “El Indio Fernández”, quien fuera un reconocido director cinematográfico mexicano, logro que Rulfo participara por cierto con él, en las adaptaciones  los scripts de algunas obras de Rulfo, numerosas películas, donde, también colabora Gabriel García Márquez, en concreto para la película, “El gallo de oro”, por cierto la tercera y última obra de Rulfo que aunque fue escrita a finales de los años 50, se publicó en la década de los 80.