De voces y letras

Hoy en día podemos distinguir perfectamente la diferencia que nos aportan diferentes autores en sus obras, no importando que nacionalidad tengan estos escritores, nos transmiten nos conducen y nos satisfacen al grado de que en el momento que encontremos un autor que nos “mueva”, queremos seguir buscando toda la obra que tenga publicada, y devoramos sus libros, como pequeños bocados,

Muchos autores significan el arte de escribir, como la realización de sus espíritus, y realmente eso es, ya que al plasmar cuentos, novelas poemas, historias, están dejando volar a sus espíritus, para conformarse con una entrega total y una complicidad total con su lector.

Escritores existen muchos, pero solo muy pocos están dedicados a la investigación de lo que después se convierten en obras literarias, obras que quizá no surten efecto entre lectores, pero algunas obras, con las que se parten aguas dentro de la literatura mundial.

No podemos elegir a un solo escritor, como el mejor, hay muchos, quizá miles, pero si podemos enfocarnos, según nuestro gusto y criterio a determinar, cual o tal escritor, puede llegar a ser uno de nuestros favoritos, y cuando hablamos de voces y letras, nos referimos, que las recomendaciones orales, para leer tal o cual libro, no siempre son las mejores críticas, hay veces que lo que a unos les apasiona, a otros simplemente les aburre, dentro de la literatura, existen un sinnúmero de premios otorgados por narrativas, novelas o poemas, y el mundo está lleno siempre de convocatorias para realizar ensayo, o concursos, referentes a literatura, muy pocos cuentan con la suerte de poder adquirir obas con propuestas interesantes, y sobre todo,, no cualquiera tiene l disposición de enfrascarse en un libro de principio a fin, por muy bueno que le digan y le recomienden que este.

No dejemos que nos cuenten, busquemos los temas que nos agraden y poco a poco  iremos desenvolviendo nuestro gusto por las letras, y si ya somos asiduos lectores, busquemos algo más que los autores conocidos, dentro de este maravilloso mundo, existen nuevos escritores, llenos de palabras frescas y escritos enriquecedores.

Elena Poniatowska, la princesa

Elena Poniatowska princesa de nacimiento, de ascendencia francesa, pero con una mezcla de sangre mexicana y estadounidense, y sangre real,  ha logrado posicionarse desde sus inicios, como la mejor escritora que ha dado el México moderno, declarando que el título de princesa, no le interesa en absoluto.

Desde niña estuvo envuelta de letras y de artistas de la época, gracias al contacto que tenía por haberse dedicado al periodismo, hasta la fecha se distinguen sus notas en periódicos mexicanos, siempre a la vanguardia de todos los hechos y de todo personaje.

No existe una mujer tan dedicada su profesión literaria como Elena, que aunque algunos la han tachado  de subversiva y comunista, siempre se ha destacado a entregar al mundo solo obras de calidad, siempre premiada, y siempre activa, Elena, se ha distinguido por promover a México en el mundo literario mundial, con gran éxito, por cierto.

Sus novelas son muchas y de diversos géneros, particularmente narrativos, donde describe, una proyección integradora totalmente, Elena por lo tanto es considerada la mejor exponente de la literatura moderna de todos los tiempos.

Todos sus escritos, son crónicas sociales históricas y económicas del México que tanto ama, demasiada obra de Poniatowska, han sido traducidas a diferentes idiomas, y en todas las versiones, que propone, recibe la aclamación del público lector, que no deja de seguirla, contando con un acervo de más de 40 libros, Poniatowska se lidera, como una de las más grandes que ha dado el mundo literato, hacia el mundo.

Quizá la obra más reconocida de Poniatowska es sin duda, Noches de Tlatelolco, donde narra los sucesos a partir del movimiento estudiantil que se generó en el año 1968, con la revuelta y matanza de estudiantes, en la plaza de las tres culturas, en Tlatelolco México, que publicara en 1971, con opiniones discrepantes, y con una reedición hacia el año 1993.

Un libro crudo donde se expone la indiferencia y asesinato de miles de jóvenes estudiantes, en su mayoría universitarios, sin duda la narrativa de la que hace gala Poniatowskla, de las mejores, entro de la temática de este suceso.

Este fue un compendio de opiniones de la gente que sufrió este conflicto, así como familiares que perdieron a un hijo, a un hermano, o a un amigo.

Pedro Páramo, Juan Rulfo Vizcaíno

Entender a Juan Rulfo, cuando integro a su obra, el célebre Juan Paramo, podría ser motivo de horas de debate, por la simpleza pero al mismo tiempo increíblemente confusa, esta es una novela de esas que te prenden desde el comienzo y sobre todo es la novela por tradición, que en todas las escuelas mexicanas de nivel medio superior, tienden a leer, como merito a calificación, tanto como la misma obra, como el conocimiento del escritor, Juan Rulfo, que siendo mexicano se proyectó al mundo gracias a lo exquisito de su obra, y de la sensibilidad para escribir, sobre temas cotidianos y sobre la superación del ser, mediante la alimentación del espíritu, con pocas pero grandes obras, acervo de la literatura hispanoamericana.

Juan Rulfo aporto a la literatura mexicana, un parte aguas en ese momento glorioso de las artes mexicanas, ya que con Pedro Paramo, se da comienzo a una nueva era literaria, y termina la novela revolucionaria, escritores de la talla de Márquez, aseguran que Pedro Paramo, es una obra maestra, y que está catalogada, como una de las mejores novelas hispanoamericanas que Rulfo regalo a la humanidad, puesto que la obra es aclamada en diferentes partes del mundo.

El trabajo de Rulfo siempre estuvo enfocado a la literatura, participando de revistas de época, con cuentos y textos, donde se emulaban los día a día de una sociedad mexicana hambrienta de cultura, y que Rulfo, se las proporcionaba, con tan solo dos libros publicados Rulfo, logro ser galardonado fuera de México, con los premios, Nacional de Letras y el premio, Príncipe de Asturias, sus dos libros fueron traducidas a numerosos idiomas, siempre respetando la temática, y esencia de los modismos que Rulfo empleaba para escribir.

Literato nato, logro que Emilio “El Indio Fernández”, quien fuera un reconocido director cinematográfico mexicano, logro que Rulfo participara por cierto con él, en las adaptaciones  los scripts de algunas obras de Rulfo, numerosas películas, donde, también colabora Gabriel García Márquez, en concreto para la película, “El gallo de oro”, por cierto la tercera y última obra de Rulfo que aunque fue escrita a finales de los años 50, se publicó en la década de los 80.

Literatura de un México colonial

A partir del virreinato en el siglo XVII, en el México colonial, empiezan a surgir, muchos y demasiados literatos mexicanos, llenos de experiencias, para exponer a un público que aún no se acostumbra a toda esta ola artística que empieza a surgir, y a todo el público, que encuentra prohibido algunas lecturas, y merecedoras de algún castigo ejemplar, por parecer llanas e insulsas, para la época.

La nueva España, se veía obligada a crecer a pesar de una clara apelación a todo Valor cristiano, con una inmensa desaprobación, sobre la herejía, y condenado sin duda, por la Santa Inquisición, a pesar de la modernidad que despertaba el comienzo de un siglo, plagado de viajes a Europa, por el clérigo, y personajes de alta alcurnia, que no dejaban más que sojuzgar, al continente que pretendía, permitirse, desbocarse en una clara rebeldía, cristiana.

Hablando  de Carlos de Sigüenza y Góngora, y de su obra Infortunios de Alonso Ramírez, la obra meramente representa la calidad cristiana y su eterna religiosidad de Alonso, dentro de muchos otros elementos históricos, picaros, que representaban en claro, a la mayoría de los ciudadanos mochos de esa época. Raimundo Lazo, asegura que la obra de Sigüenza y Góngora, no aporta al mundo una obra literaria como tal, una novela, porque en la época del virreinato, no había lugar para las novelas.

Sin embargo Antonio Castro leal, reivindica la novela y su carácter totalmente narrativo,  estilo que es plenamente aceptado en la Colonia.

Una novela llena de viajes, imaginarios o no, y llena de una suficiente calidad literaria,  como para considerarse por mucho, la primer obra literaria, de la época colonial, de un México hambriento de literatura, fuera o no permitida, donde demasiados escritores están de acuerdo, que es la primer narrativa real, que expone la, relación entre el autor, y su personaje, tratándose quizá de la primer novela autobiográfica, que empezó a revolucionar la era de la literatura Mexicana.

Una obra obligada a leer a todo estudiante de letras, de arte, de filosofía, por su exquisito contenido literario, y excelente narrativa biográfica, y un parte aguas dentro de la literatura mundial.

Tienes Que Volver A Leer Rayuela: 5 Razones Para Hacerlo

Rayuela es una de las grandes obras de la literatura latinoamericana, considerada por muchos como la Magnum Opus de Julio Cortázar. Está escrita con una frescura que no tenía paralelo en su año de publicación (1963) y que hoy día sigue influenciando a numerosos autores. Tanto su estructura poco convencional, su percepción del romance, su lenguaje pintoresco y vívido y la infinidad de interpretaciones que pueden existir para la novela, han marcado ser monolitos en la literatura tanto latinoamericana como universal.

Aquí se encuentran 5 elementos que hacen de Rayuela una novela para leer repetidas veces:

  • Originalidad: Esta novela tiene 155 capítulos, de los cuales 56 son imprescindibles para leer la historia de principio a fin, y otros 99 de historias paralelas, con reflexiones y detalles que enriquecen a la historia holísticamente. A pesar de que Cortázar sugiere fervientemente que solo leas los primeros 56 capítulos, lo más probable es que la curiosidad te lleve a consumir esta novela completamente, y así formar tu interpretación con una perspectiva más informada.

 

  • Frescura: La novela puede parecer muy extensa desde afuera, y lo es. Pero cada capítulo está narrado con un lenguaje tan ligero, divertido y exquisito que las páginas se pasarán en un abrir y cerrar de ojos. Los diálogos son astutos y originales sin ser rebuscados, y la travesía de los protagonistas es un placer de crear con imágenes mentales.

 

  • Erotismo: Esta novela es erótica sin tenérnoslo que recordar, es más sobre tensión y espacio negativo que sobre la sexualidad directa de los personajes, un gran ejemplo de esto es el capítulo 68, bastante reconocido individualmente por el original lenguaje que Cortázar ideó para colocar un velo de sutilidad y no-literalidad que de inmediato permite que la mente tenga más libertad creativa para pintar la escena que narra ahí.

 

  • Música: Es algo que a pesar de no ser un tema fundamental de la obra, sí sugiere un gran gusto musical por parte del autor y una relación de la música con la estructuración de la obra. Un grupo de personajes aquí son fuertes oyentes de música como jazz y blues, que en parte suenan como una banda sonora perfecta en esta historia, hacen referencias a artistas como Lou Armstrong, Charlie Parker, Dizzy Gillespie y otros grandes artistas similares. Además, es raro en obras latinoamericanas de aquella época que no se incluyan ritmos de la región, otra novedad por parte de Cortázar.

 

  • Importancia y Trascendencia: Es un clásico, no hay mucho más que decir. Todos los elementos que conforman la novela, desde los personajes hasta el lenguaje descriptivo de Julio Cortázar, conciben una obra que ningún lector dedicado debe perderse.

Condenada: Una Novela Del Gran Palahniuk

Chuck Palahniuk es un autor bastante peculiar. Siempre le da un toque absurdo único a cada una de sus obras, intensificando el impacto de su mensaje que, por lo general, termina siendo una critica a la sociedad en una o varias formas. Condenada no se escapa de ninguna manera de estos aspectos, trayendo una historia retorcida y perversa para que sus admiradores la devoren.

Madison Spencer, denominada “Maddy” por el transcurso de la novela, es una niña de 13 años que un día se despierta y cae en cuenta de que está en el infierno, sin saber exactamente por qué ha fallecido. En el infierno, Maddy hace amigos de distintos tipos: un rockero, un nerd, una chica linda y un deportista (Sí, es una referencia a The Breakfast Club), y con ellos vive algunas aventuras, inclusive llegando a trabajar como operadora telefónica de ventas desde el mismo infierno, inclusive descubriendo un lado de ella que al parecer no había salido a relucir antes. Conoce a personajes históricos como Adolfo Hitler y Catherine de Medici, que como en la historia real, no eran personas muy amables.

Poco a poco, Maddy Spencer comienza a reunir las pistas necesarias para descubrir de manera exacta la causa de su muerte, todo para descubrir que las cosas no eran como ella recordaba precisamente, y le tocará lidiar con las consecuencias. Evidentemente, Satanás está presente en la obra como un personaje muy interesante, intentando manipular constantemente a nuestra protagonista durante la historia.

Con personajes absurdos pero bien escritos, el ambiente siniestro que no se inhibe cuando se trata de escatología (El Gran Océano de Esperma Desperdiciado es una imagen mental particularmente grotesca), las criticas subliminales pero efectivas a la sociedad y un final que te dejará tocando en la puerta de Palahniuk para exigir una secuela, Palahniuk nos cuenta una historia de terror que nos hará reír, o una historia de comedia que nos atemorizará un poco, todo por las razones que no imaginamos.

Descubre El Nihilismo

En ocasiones, oímos a personas en la calle hablar sobre el nihilismo, bien sea que hablan sobre que esa es su ideología, o que más bien van muy en contra de ella. Si el término no te queda muy claro, hablemos un poco sobre él para definirlo.

Nihilismo viene de la palabra nihil, del idioma latín, que significa “nada”. Ya desde ahí se puede tomar un concepto muy rudimentario de lo que significa, que es creer en nada. Yendo un poco más profundo, nos preguntamos ¿Nada en cuanto a qué?  ¿Religión? ¿Política? ¿Estándares sociales? Pues, sí,  incluye eso y algunas cosas más.

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el sentido de la vida? ¿Tu propósito?, si has respondido algunas de estas preguntas positivamente, pensando en una meta determinada a gran escala para ti o la humanidad, entonces puedes descartarte como nihilista.

Esta ideología rechaza totalmente la idea de que vivamos para hacer algo específico,  se basa en la idea de que no hay una gran fuerza superior que ha creado el universo que nos ha dado rumbo a todos para que persigamos.  Esto puede sonar meramente religioso, pero va más allá de eso. Es cuestión de filosofía, ya que un ateo, alguien que rechaza la existencia de todo dios o deidad, y a pesar de que su inexistente identidad espiritual se asemeja a la de un nihilista (ser nihilista, por principio te hace ateo), aun así puede perseguir cierto propósito impuesto por sí mismo y puede alcanzar a sentir cierta sensación de éxito al lograr una meta, en cambio, un nihilista se siente totalmente indiferente ante los logros.

La escuela del nihilismo, al ser una escuela filosófica, también abarca áreas como la política. El nihilismo político desprecia toda ideología política que tenga como objetivo el alcanzar un destino, una utopía, por así decirlo, y simpatizando con ideas más radicales como la anarquía. No se cree en la autoridad ni en que la fe debe ser una base para algún principio.

Para entenderlo mejor, se recomienda leer trabajos de Nietzsche, Ivan Turgenev, Gorgias, el Marqués de Sade y Georges Bataille. Todos estos personajes han expresado bien sea en sus obras o sus ideologías, nihilismo en distintos tonos y matices.

Marqués de Sade: El Nihilismo y la Sexualidad

El Marqués de Sade es uno de los personajes más oscuros, retorcidos e interesantes de la historia de la literatura. Su obra, como la de muchos escritores, presentaba grandes semejanzas con respecto a su vida, esto es bastante extraordinario debido a que en sus trabajos había grandes dosis de contenido sexual, del más libertario y retorcido que se puede encontrar en la literatura, inclusive convirtiéndose en la inspiración para una de las películas más controvertidas de la historia (Saló, basada en su novela Los 120 Días de Sodoma) y siendo su apellido el origen etimológico de la palabra sadismo, siendo Donatien Alphonse François de Sade su nombre de pila.

¿Qué le sucedería a este hombre durante su vida para que sus preferencias sexuales y su obra tuvieran ese contenido? ¿Cuál fue su inspiración? Hay que tomar en cuenta algunos sucesos de su vida para no justificar, sino comprender el origen de su actitud y percepción de lo que es la sexualidad y la política, como por ejemplo, al ser abandonado por su papá y con su madre ocupada en un convento, al joven Marquis de Sade le tocó ser educado en un ambiente un tanto particular, como lo eran las escuelas jesuitas de Francia, donde según el mismo de Sade, estuvo sometido a grandes cantidades de castigo corporal. Luego, se fue a una escuela militar.

Su vida militar fue triunfante, ascendiendo rangos de manera rápida y con creces, convirtiéndose en un militar prodigioso. Después, a pesar de estar enamorado de una mujer, el padre de dicha mujer no vio con buenos ojos las intenciones de Sade, y decidió obligarlo a casarse con su hija mayor, haciendo un trato con el padre de Sade en un matrimonio arreglado que beneficiaría a ambas familias.

A partir de ahí, inició una vida de orgías, torturas y abusos por parte de Sade hacia una gran cantidad de mujeres que trabajaron para él, inclusive siendo arrestado múltiples veces por sus acciones, su visión aberrada del sexo, su desprecio hacia la moral, la ley y la religión y como son plasmadas estas características de su personalidad en su obra, son inmensamente importantes para la literatura universal, ya que no muchos se atreverían a ser tan sinceros con respecto a sus gustos, sobre todo si son tan polémicos, y ofrece contenido con el que el lector pueda explorar el lado oscuro de la sexualidad humana.

El aroma de la literatura

La historia de la literatura universal ha servido a lo largo de los tiempos para intentar explicar y recrear la vida humana y la condición de nuestra especie frente al mundo. Desde el análisis más sesudo hasta el entretenimiento más básico, la escritura ha proporcionado a los lectores cantidad de información y recreo. Cada ciudadano del planeta podrá, en función de sus preferencias, designar qué libro ha sido el que más le ha influido o el que reflejaría mejor la existencia.

En ‘Esperando a Godot’ Samuel Beckett logra estar cerca de la perfección en lo que a transmitir una idea de la que significa la vida se refiere. Los diálogos entre Vladimir y Estragón pueden representar lo fútil de los días para los seres humanos, encomendados a esperar la muerte mientras se enredan en historias cotidianas relacionadas con el amor, el trabajo o el dinero.

Esperar no sé sabe muy bien qué para que el día de mañana pueda ser mejor que el de hoy, y así hasta que todo acaba; esa parece ser la inercia del hombre en su paso por el mundo, algo que supo plasmar como quizá nadie lo ha hecho nunca el irlandés Beckett. Godot podría ser Dios o podría ser el porvenir o la felicidad o un anhelo. Cuando esta obra de teatro finaliza, los personajes siguen sin poder moverse, sabiendo que Godot no llegará.

Lucky y Pozzo entran en escena para acompañar a la pareja protagonista; son un perro y su dueño, que llenan ese escenario agreste en el que sólo aparece un árbol. Y es que en ‘Esperando a Godot’ está resumida la historia de la literatura, la esencia de cómo los humanos pasarán por el mundo sin saber muy bien de dónde vienen ni a dónde irán. Todo es confusión e incertidumbre sobre el mundo en esta vida, y Samuel Beckett supo captarlo sin necesidad de grandes alardes estilísticos y con un simple acercamiento a lo absurdo.

Ernest Hemingway

Hablar del escritor estadounidense Ernest Hemingway es hablar de una de las más brillantes plumas de la historia de la literatura. Ganador del Premio Pulitzer y del Premio Nobel de Literatura, el neoyorquino dejó tras su muerte un legado importante, con obras como ‘Adiós a las armas’, ‘Fiesta’, ‘Por quién doblan las campanas’ o ‘París era una fiesta’. Novelas y relatos que fueron tejiendo la leyenda del escritor neoyorquino.

Pero entre sus libros hay uno que goza de especial carisma y rotundidad, tanto en el estilo como en la magistral parábola que encierra. Se trata de ‘El viejo y el mar’. Este trabajo de ficción, uno de los más destacados del siglo veinte, fue publicado en 1952; un año antes, Hemingway se encargó de escribirlo en la isla de Cuba, país donde además está ambientada la obra.

Santiago, conocido en la novela como ‘El viejo’, es el protagonista de las páginas del libro. Después de llevar casi tres meses sin pescar nada en La Habana, a pesar de la afectuosa ayuda del joven Manolín, Santiago decide alejarse de la orilla y tiene que enfrentarse a un pez espada que lo adentra definitivamente en las entrañas del mar. La lucha con el animal, de un tamaño enorme y de una fuerza descomunal, abre pasajes de épica en los que la lucha de ambos llega hasta el extremo.

Casi sin apenas alimentarse ni dormir, el viejo Santiago se afana en poder capturar el pez espada, en lo que considera prácticamente su última batalla y la oportunidad perfecta para redimirse de la mala ventura que había experimentado recientemente. Tras haber soñado con los famosos leones marinos en una edad que es antesala de la muerte, el protagonista se convierte en el hilo conductor de una narración brillante. La lucha contra la adversidad de la vida, el esfuerzo, la tenacidad, la gallardía y el orgullo son algunos de los valores que quedarán exaltados en ‘El viejo y el mar’.